Claves para alimentarse bien en la oficina

Claves para alimentarse bien en la oficina

Se sabe que al pasar tanto tiempo en la oficina, cuidar nuestro estado físico puede ser un poco más complicado, por el poco tiempo que tenemos tanto para comer como para preparar o elegir los alimentos indicados, además, muchas veces el estrés es uno de los motivos por los cuales preferimos elegir algo rápido, rico y barato que nos haga disfrutar intensamente, al menos por unos minutos. Sin embargo, una larga jornada de trabajo no debe convertirse en una excusa para abandonar el cuidado hacia nosotros mismos, sobre todo porque a largo plazo, eso nos haría mucho más felices que esos pequeños lapsos de tiempo comiendo algo rico pero dañino para nuestra salud. Es por todo esto que hoy en Oh!ffice te traemos algunos consejos que esperamos te sirvan para cuidarte como corresponde.

  1. Tómate tu tiempo para almorzar: Es importante, ya que es una de las comidas principales de la dieta de toda persona. Intenta tomarte este tiempo para desconectarte completamente y reponer toda la energía que necesitarás para el resto de la jornada. Fija un horario y respétalo.
  2. Come en un buen lugar: Sobre todo hazlo lejos de la computadora y las pantallas. Ese momento tiene que ser exclusivo para dejar esas actividades de lado. Esto es importante, porque al no centrar tu atención en lo que comes, involuntariamente dejas de controlar la cantidad de lo que ingieres, y eso favorece al aumento de peso. Si tienes la oportunidad de salir de la empresa e irte a comer a un parque u otro lado, acompañado o solo, sería una excelente idea.
  3. Respeta la cantidad de café que ingieres: Una tasa es excelente para despertarnos, mantenernos atentos y ayudarnos a concentrarnos en nuestras labores, pero el exceso de esta bebida puede provocar un aumento del estrés, la ansiedad, el insomnio, nerviosismo y por ende, un desorden alimenticio.
  4. Snacks saludables: Las nueces, las almendras, las pasas y el maní sin sal pueden ser excelentes aliados a la hora de necesitar nutrientes para tener una buena salud y un óptimo rendimiento en el trabajo. Llévalos contigo y recuerda comer la cantidad necesaria sin excederte, ya que también, a pesar de ser saludables, contienen grasas.
  5. Hidrátate: Bebe mucha agua durante el día, esto te mantendrá hidratado y por ende con el metabolismo acelerado, lo que le permitirá a tu organismo quemar calorías de manera más rápida mientras trabajas desde tu escritorio. Recuerda que cuando nos referimos a mantenerte hidratado, debe ser con agua y no con bebidas o jugos.

¡Tarea! Empieza a incorporar estos consejos en tus jornadas laborales y a buscar tu propia manera de llevar un estilo de vida más saludable, también incluyendo ejercicio cuando tengas el tiempo necesario. Sigue atento a los próximos artículos que estaremos subiendo, y como siempre ¡Ten una semana increíble!