¿Quieres ahorrar energía en el trabajo? Sigue estos consejos

¿Quieres ahorrar energía en el trabajo? Sigue estos consejos

El ahorro de energía, en los últimos años se ha convertido en una de las mayores preocupaciones, tanto para hogares como oficinas de todo el mundo. Es por esto que en el artículo de hoy queremos mostrarte algunos consejos muy útiles para tener en consideración a la hora de buscar la manera indicada de disminuir el gasto energético en tu oficina. ¡Toma nota! Porque no solo estarás generando una gran diferencia económica, sino que además estarás colaborando con el cuidado del medio ambiente, que sabemos que es fundamental para la conservación de nuestro planeta.

  • Actualizar tus equipos: Sabemos que comprar nuevos equipos y deshacerse de los viejos implicará una inversión significativa, pero cambiar las máquinas viejas y reemplazarlas por unas de mayor eficiencia, puede significar una gran diferencia a fin de mes, además de optimizar los procesos que implica el cumplimiento de las labores diarias.
  • Disminuye la cantidad de equipos: Y por supuesto recicla los que quieres dejar en la basura. Esta tarea es bastante sencilla, y reduciendo, por ejemplo la cantidad de pantallas en tu oficina, puedes disminuir costos energéticos de manera muy significativa. A veces miramos a nuestro alrededor y nos damos cuenta de que estamos usando más de lo que necesitamos.
  • Mantén los equipos en buen estado: Si te preocupas por la mantención de tus equipos, estos funcionarán de manera más eficiente, y su vida útil aumentará, lo que al final se traduce en un menor gasto energético y mayor eficiencia en el cumplimiento de las tareas propias de tu oficina.
  • Aislación durante el invierno y verano: Antes de pensar en qué estufa o aire acondicionado nuevo comprar, preocúpate de la aislación de tu oficina. Verifica que las puertas y ventanas impidan el ingreso de aire frío o caliente al lugar de trabajo. Para acabar con las corrientes de aire puedes utilizar burletes, que además de baratos, son fáciles de instalar.
  • Regula la calefacción y el aire acondicionado: Los aparatos de calefacción y aire acondicionado, por lo general representan al menos la mitad del consumo energético de una oficina, es por eso que los expertos sugieren que estos artefactos no superen los 24ºC, tanto en invierno como en verano. Además, no siempre tienen que estar encendidos. Muchas veces basta con abrir una ventana para que entre aire y así se ventile el lugar.
  • No desperdicies la luz natural: La iluminación natural no solo es un sistema súper económico, sino que también reducirá el desgaste de tus equipos de iluminación artificial y traerá un montón de beneficios relacionados al estado de ánimo y la eficiencia del personal.
  • Por favor, no dejes las luces prendidas: Es muy común ver oficinas que dejan sus luces prendidas toda la noche, para al día siguiente continuar con la jornada y con el consumo innecesario de energía. Recuerda que hacer esto solo le dará una pésima imagen a tu empresa. Por el contrario, intenta darle una buena imagen, ahorrando y marcando la diferencia frente a tu competencia y los demás establecimientos de trabajo.

Con estos consejos, solo traerás beneficios para tu empresa y el medio ambiente, así que anímate a ponerlos en práctica y sigue atento a los nuevos artículos que estaremos escribiendo para ti en Oh!ffice. ¡Que tengas una excelente semana!